El milagroso “Silicon Valley” de México

16 enero, 2008 - 7 minutes read

Jalisco es un importante polo productivo y comercial ubicado en el centro-occidente del territorio mexicano. Su zona metropolitana, emplazada en la ciudad de Guadalajara, concentra más del 70% de la industria del estado y ha comenzado a conocerse como “el Valle del Silicio de México”. Guadalajara se ha transformado en el centro de desarrollo y de ingeniería del país, con la presencia de 12 fabricantes de equipos originales (OEMs), 16 proveedores de servicios de fabricación electrónica (EMS), decenas de centros de diseño y más de 700 compañías fabricando su electrónica en esta región.

En esta pujante localidad, entre los días 25 y 27 de septiembre del año pasado, se desarrolló un evento focalizado en los sistemas electrónicos embebidos o “embedded”, es decir, incorporados al interior de todo tipo de dispositivos, máquinas y equipos, y que están empezando a proliferar en nuestra vida diaria. El seminario, denominado “MexEEdev 2007” (Electronics & Embedded Developers Forum de México), pretendía fortalecer el diseño electrónico nacional, mostrando las capacidades y herramientas disponibles, generando un espacio de conversación entre los diversos actores que conforman este sector industrial mexicano, contando con la presencia de las casas mexicanas de diseño electrónico, la academia y sus diversos centros de I+D, los proveedores y distribuidores de componentes, los grandes contratistas de electrónica (“contract manufacturers”), los fabricantes de equipos originales (OEM), las asociaciones gremiales, los medios especializados y las autoridades de gobierno.

Transformar la industria electrónica

aie2

México ha tomado la decisión de transformar su industria electrónica, complementando su tradicional manufactura de maquila con servicios de alto valor agregado de diseño y manufactura. Se aprecia la intención de desarrollar raíces más profundas en la industria electrónica, conectándola hacia la comunidad local. Como parte fundamental de esta estrategia, destaca el esfuerzo de crear y mantener importantes capacidades de diseño residentes en el país.

Dentro de esta iniciativa, llama fuertemente la atención la participación activa y protagónica de algunas grandes corporaciones multinacionales presentes en el país, como Texas Instruments, Freescale Semiconductors (antes Motorola), Intel e IBM, entre muchas otras. Estas empresas, denominadas “anclas” del sistema, han ido mucho más allá de la comercialización y soporte de sus soluciones, para establecer en el país importantes centros de diseño, los que emplean a cientos de ingenieros mexicanos que trabajan mancomunadamente con las empresas locales en el diseño y desarrollo de soluciones.

aie3

Vista parcial del seminario MexEEdev 2007, Guadalajara, México. Fotografía de Mauricio Cortés, de Tecnocal.

Lejos están las vicisitudes de principios de década, en las que producto de las crisis económicas, la industria electrónica mexicana pareció perder pie frente a la fuerte entrada de los países asiáticos, que comenzaron a llevarse plantas de maquila y líneas completas de producción. Hoy en día, varios negocios han vuelto a México, tanto por la conveniencia de la cercanía geográfica y de huso horario con EEUU (“nearshoring”), como por la posibilidad de diversificar los riesgos de otras regiones del planeta, y así como también por la decisión de México de incursionar decididamente en áreas de mayor valor agregado, complementando sus importantes capacidades de fabricación con capacidades locales de diseño y desarrollo.

Actualmente, más de 80 casas de diseño mexicanas, cada una de las cuales emplea entre 5 y 80 ingenieros de diseño electrónico, están trabajando activamente en el desarrollo de nuevos productos para todos los mercados del mundo. Se incluyen aquí conjuntos, piezas y partes para mercados tan diversos como los de telefonía celular, automóviles, impresoras y PCs, entre otros.

Productos de exportación

Como una muestra de los tipos de productos que se están desarrollando actualmente en el país, pueden mencionarse los cinco finalistas del “Premio MexEEdev al Diseño Electrónico 2007”, galardón que se entregó por primera vez este año y cuyo objetivo era impulsar y reconocer a las empresas mexicanas que hacen diseño avanzado y manufactura de productos con tecnología propia para el mercado nacional e internacional. Los productos finalistas en competencia fueron un brazo biónico, un electroencefalógrafo digital, un variador de frecuencia, un localizador vehicular satelital y un registrador inteligente de datos, resultando este último ganador del premio (1).

aie4

 

Cabe mencionar que Jalisco no es el único estado de México que está participando en la carrera por la tecnología. Hay varios otros clusters de diseño electrónico a lo largo del país, entre los que pueden mencionarse Ciudad Juárez, Monterrey, Tijuana y Querétaro, entre otros (2). De este modo, se ha ido generando una economía de redes que crea riqueza articulando las nuevas ideas, las personas, las empresas y las inversiones asociadas, desarrollando soluciones para los diversos clusters industriales del país (3).

El futuro de la industria electrónica en México pareciera encaminarse ahora a seguir fortaleciendo sus raíces, yendo aún más allá del diseño y fabricación, para adentrarse en la innovación tecnológica, creando en el país los nuevos conceptos de productos que conquistarán al mundo.

(1) Pegasus Control gana Premio MexEEdev. electronicosonline.com 4 de octubre de 2007.
(2) California in the World Economy, Chapter VI “Silicon Valley and Guadalajara: Transnational linkages and possibilities for Future Relations”, Sam Goldsmith, UCLA, 2000.
(3) Ibid.

Fuente: http://www.emb.cl/electroindustria/articulo.mvc?xid=878&srch=manterola&act=4&tip=7